Edición Nº 32

ver ediciones anteriores

Revista EMPRESAS y EVENTOS - La Revista Nacional de las Empresas Exitosas
turismo

El Cairo

Entre el caos, mezquitas, iglesias y mercados

Llegamos a las primeras horas de la mañana a El Cairo, la ciudad más grande del África y del mundo árabe, ciudad con más de 18 millones de habitantes.

Nos llamó mucho la atención el tráfico y desorden extremo de la ciudad. Autos viejos y destartalados, ambulantes, gente a caballo y en carretas andado por el medio de las pista eran parte del paisaje citadino.

Nuestra primera parada fue el “Citadel”, también conocida como la “Ciudadela de Saladino”. Esta ciudad fortificada ubicada sobre una colina, fue edificada por Salah Eddin Al-Ayoubi, quien fue el responsable de reestablecer el Islam como religión oficial de Egipto en el año 1171.

Saliendo del “Citadel” llegamos al Barrio Cristiano, surcado por pequeñas callejuelas con grandes paredes y túneles. Dentro de las iglesias que encontramos destaca la más antigua de todas: Santa María, más conocida como la “Iglesia Colgante”. Este peculiar nombre viene por estar situada sobre una de las puertas de la Fortaleza de Babilonia (de origen Romano). Otras iglesias que encontramos en el Barrio Cristiano son la de San Sergio, la capilla de Santa Bárbara y la iglesia y monasterio de San Jorge.

Salimos de este oasis del cristianismo en medio de esta ciudad musulmana para visitar uno de los tantos museos del papiro existentes en El Cairo, donde te enseñan cómo se fabrica este milenario soporte para la escritura.

Dicen que visitar una ciudad y no conocer su mercado es un pecado, así que bajo esa premisa partimos a nuestro último punto de visita dentro de la ciudad, el famoso mercado de Jan el-Jalili.

Los orígenes de este antiguo lugar datan del año 1382 cuando el emir Dyaharks el-Jalili construyó un caravasar o posada para comerciantes, con estancias para sus animales y mercadería, lo que generó que poco a poco se vuelva una importante zona para la actividad económica de la ciudad.

La mejor manera de conocer este impresionante mercado es caminar por sus pequeñas callejuelas. Nosotros lo recorrimos por cerca de dos horas.

Salimos ya de noche del Jan el-Jalili, directo al hotel luego de un día agotador. Nos quedaba sólo un día más en Egipto el cual destinaríamos a conocer sus famosas pirámides.

Las Majestuosas Pirámides de Egipto: 5000 Años de Historia

Amanecimos en la caótica y fascinante ciudad de El Cairo. Arreglamos con un taxi para que nos llevara a las afueras de la ciudad, nuestra intención era conocer las famosas pirámides de Egipto.

Nuestra primera parada fue Saqqara a treinta kilómetros de El Cairo, en la región de Menfis. La pirámide escalonada de Zoser o Dyeser es el atractivo principal de esta gran ciudad amurallada. Continuamos con nuestra ruta, a los pocos kilómetros de Saqqara arribamos a la ciudad de Menfis, la ciudad más antigua de Egipto. Menfis fue fundada en el año 2900 AC, durante las primeras dinastías, hasta el reinado de Seneferu, fue la capital de Egipto. Destaca entre los restos el Coloso de Ramses II, con una altura original de trece metros (hoy solo llega a los 10.3 metros porque perdió parte de las piernas).

El otro monumento importante que logramos apreciar es la Esfinge de Alabastro, que se cree que fue de Amenhotep II. Este gran monumento de 4.25 metros de altura por 8 metros de longitud llega a pesar unas 80 toneladas.

Ya estábamos a pocas horas de tomar nuestro vuelo de regreso a Lima, pero aún nos faltaba visitar el lugar arqueológico más importante de Egipto: las famosas Pirámides de Giza.

La Gran Pirámide de Giza es la maravilla del mundo más antigua y a la vez la única que aún se mantiene en pie. Sirvió como tumba de Keops, faraón de la cuarta dinastía del antiguo Egipto. Se estima que la pirámide fue terminada en el año 2570 AC. Es la primera y la mayor de las tres pirámides de la necrópolis de Giza y fue el edificio más alto del mundo hasta el siglo XIX.

Las otras dos pirámides que escoltan a Giza son la pirámide de Kefren, conocida también como la Gran pirámide y la pirámide de Micerino, la más pequeña de las tres y conocida en tiempos antiguos como la Pirámide Divina.
Quedamos maravillados con lo que vimos, desde Giza se llega a ver El Cairo, que está sólo a doce kilómetros de distancia. Luego bajamos hacia la parte baja del complejo arqueológico, donde debíamos visitar la Gran Esfinge.

Este espectacular monumento se realizó esculpiendo un montículo de roca caliza situado en la meseta de Giza. Se cree que data del siglo XXVI AC. Posee una altura de 20 metros y una longitud de 57 metros. La cabeza podría representar al faraón Kefren, teniendo el cuerpo en forma de león.

El calor era insoportable, subimos al taxi y partimos con rumbo a nuestro hotel y luego al aeropuerto. Nuestra experiencia en El Cairo fue corta pero intensa, nos quedamos con las ganas de regresar pronto a esta particular y caótica ciudad llena de cultura y contrastes.

Sitio web desarrollado por VIS / Sitio web alojado por VIS Hosting